¿Qué Preguntas para una Entrevista de Trabajo son Clave?

En esta era tecnológica, ninguna etapa del proceso laboral puede improvisarse. Desde el momento en el que publicamos una vacante laboral para nuestro negocio, empiezan los primeros contactos con los candidatos. Tanto el reclutador como los aspirantes se preparan para la primera entrevista. El reclutador elabora una plantilla con preguntas para los candidatos, de acuerdo al perfil que se busca. Sin embargo, hay unas que son determinantes para el proceso. En este artículo repasaremos las preguntas para una entrevista que son bastante frecuentes. Además, veremos cuáles determinan si un candidato es bueno o no para el puesto.

Si usted está por empezar una entrevista de trabajo como seleccionador de recursos humanos, debe saber qué preguntas hacer. Los reclutadores novatos suelen hacer muchas preguntas con la finalidad de recabar información de fondo. Sin embargo, esto deriva en mucho tiempo innecesario que se invierte para una sola entrevista, ralentizando el proceso. En cambio, los expertos tienen la capacidad de recaudar más información con menos preguntas, y por ende en menos tiempo. ¿Cómo lo hacen? Veamos las preguntas clave y algunas observaciones  que usted puede hacer para agilizar el proceso de selección.

¿Cuáles son las más Frecuentes Preguntas para una Entrevista Laboral?

En definitiva, hay preguntas para una entrevista de trabajo que estarán presentes sí o sí. Estas son las clásicas que no pueden faltar porque aportan información básica para el reclutador. Sin duda alguna, ninguna de estas es prescindible, por lo que no las suprima, sino más bien trate de pasarlas rápidamente. Un candidato que piense por más de cinco segundos para preguntas de rutina demuestra que no se preparó. A este tipo de aspirantes puede descartarlos rápidamente, a menos que muestren algún otro aspecto interesante. Veamos cuáles son las reguntas frecuentes.

Háblame de ti

Esta es probablemente la pregunta más básica de todo proceso de selección. Ni siquiera se trata de una pregunta como tal, sino más bien de una consulta. Con esta, el reclutador contrastará la respuesta con lo que aparece en el currículum del aspirante. Puede parecer obvio, pero en esta pregunta tan básica fallan muchos de los candidatos que agregan información falsa en el papel. Principalmente, aquellos que envían currículum alterados a varios puestos de trabajo a la vez.

Evidentemente, esta es una pregunta que se puede contestar en menos de 20 segundos, un minuto si es un aspirante con mucha experiencia. Simplemente esta pregunta servirá para medir la elocuencia del candidato y “confirmar” que al menos se ha preparado para la entrevista. Una vez haya terminado de presentarse, el reclutador podrá continuar con más preguntas detalladas.

¿Qué Sabes de Nosotros?

Esta es otra pregunta básica, pero en la que los candidatos menos preparados suelen cometer errores (y darse cuenta ellos mismos al momento). Solamente los aspirantes que genuinamente estén interesados en trabajar con usted se tomarán la molestia de investigar. Si su negocio tiene una página de internet activa, no habrá excusas por falta de información disponible. Si el aspirante no sabe nada sobre su negocio, claramente lo está tomando como una oferta laboral más, y no está mostrando el interés que su proyecto merece.

¿Cuáles son tus Fortalezas y Debilidades?

Esta es una de las preguntas para una entrevista que busca encontrar la relación entre el candidato y el puesto. Los candidatos menos apropiados señalarán cualidades deseadas para el perfil dentro de sus debilidades, y allí podremos descartarlos rápidamente. Si ellos mismos admiten que no están calificados para realizar las tareas que necesitamos, no hay “match” posible entre nuestro proyecto y ellos. En cuanto a las fortalezas, también descarte a candidatos que no sepan en qué son buenos. Si su proyecto es serio, evite contratar personas que no tengan claro qué quieren hacer en el futuro.

¿Cuáles de estas son las más Difíciles Preguntas para una Entrevista?

Así como existen preguntas de rutina con las que se pueden descartar candidatos poco preparados rápidamente, aún la lista de aspirantes será muy amplia. Para ello, será necesario realizar preguntas más difíciles para reducir la lista, excluyendo a los menos capacitados. Con ellas, el reclutador podrá medir las habilidades y los conocimientos del aspirante, resultando así en una mejor eleccón. Aquí van varias preguntas para una entrevista que son determinantes para seleccionar al candidato ideal.

¿Por Qué Dejaste tu Anterior Empleo?

Las preguntas relacionadas a los anteriores empleos y cómo terminaron suelen ser muy incómodas para entrevistados. Esto ocurre, principalmente, porque los postulantes no salen de sus empleos del todo bien, salvo en casos puntuales. Al ser preguntados, comienzan a tergiversar la historia para no causar una mala impresión en el reclutador. Evidentemente, nadie querrá admitir que la causa ha sido una discusión con el jefe o por una mayor pretensión salarial. Mucho menos que fue despedido por bajo rendimiento.

Cuando un reclutador entrevista a alguien muy interesante y con alto potencial de contratación, lo investiga. Empieza a contactar a las empresas para las que trabajó antes según su currículum, y allí se puede obtener toda la información fácilmente. Por esta razón, lo mejor será la honestidad de parte del candidato, pues de todas formas la verdad saldrá a la luz tarde o temprano. 

También puede que haga alusión al tiempo en el que el candidato ha durado en sus puestos de trabajo. A partir de allí, es posible observar la constancia y el compromiso del aspirante. Si un candidato ha tenido varios trabajos en menos de un año, evidentemente hay un problema con él. Si el aspirante reacciona negativamente ante una de estas preguntas para una entrevista, demostrará un problema de transparencia en el proceso.