El Intérprete Virtual: El Futuro de las Empresas

Intérprete virtual con equipo profesional en una cabina de interpretación

El Intérprete es, al igual que el Traductor y el Transcriptor, un profesional bilingüe. Su principal función es servir como intermediario entre personas que no hablen el mismo idioma. Usualmente, es un empleado que acompaña a un directivo de la empresa a conferencias en el extranjero. Sin embargo, con la llegada de las Empresas Virtuales, la forma como desempeña su rol ha cambiado notablemente.

De hecho, sus funciones pueden ser realizadas a distancia a través de plataformas de videoconferencias. Gracias al internet, usted no necesita viajar a otro país para reunirse con un alto ejecutivo de otra compañía. Es suficiente requiere una plataforma de videollamadas, como pueden ser Skype, Zoom, Hangouts o incluso Whatsapp.

Es en este punto en el que hace su aparición el intérprete virtual. Es un personaje que está presente durante la videoconferencia y que simplemente traduce lo que dicen las partes. De esta manera, usted se ahorrará tiempo y dinero en reunirse con posibles socios y clientes.

¿Cuándo Necesito a un Intérprete Virtual para mi Empresa?

Por supuesto, usted puede disponer de un Asesor Comercial Virtual bilingüe para desarrollar la relación con empresas extranjeras. Sin embargo, hay ciertas reuniones a las que solamente los más altos directivos de la compañía pueden asistir. Es en este contexto en el que el intérprete virtual es la mejor opción.

En lugar de enviar a un delegado que domine el idioma, comparezca usted mismo en la videoconferencia. A través de un intérprete virtual, usted es capaz de evaluar en tiempo real las ofertas que llegan del exterior. Al mismo tiempo, puede sellar los mejores acuerdos internacionales para su compañía personalmente sin recurrir a terceros.

¿Cuáles son las Funciones de un Intérprete Virtual?

Aunque parecen pocas funciones, realmente un intérprete tiene un peso importante en la compañía. En sus manos está la conexión de su empresa con organizaciones extranjeras. De hecho, para cada una de sus actuaciones debe prepararse bien previamente. De lo contrario, no será capaz de entender el contexto y por ende no realizará bien su rol. Estas son algunas de las cosas que debe hacer un intérprete virtual.

Conocer a los participantes

Para un intérprete, es necesario entender plenamente quiénes intervendrán y a qué organizaciones pertenecen. Necesitará saber la historia de las empresas, a qué se dedican e información más detallada sobre su actualidad. También es indispensable que sepa quiénes van a hablar y cómo se pronuncian sus nombres. De lo contrario, puede generar un malentendido o incluso puede ofender a una de las partes.

Entender el propósito de la reunión

Si usted contrata a un intérprete para una videoconferencia específica, este le hará algunas preguntas sobre la reunión. Entre ellas, el propósito de la misma. El profesional bilingüe requiere saber esto para investigar el vocabulario más conveniente para la situación.

Además, será sumamente útil cuando alguno durante la reunión virtual comente sobre algo relacionado al tema de discusión. Si la videoconferencia tiene como finalidad fusionar empresas, por ejemplo, el intérprete requerirá información sobre cómo se denominan las etapas del proceso o qué empresas se han fusionado recientemente. De esta manera, ningún término le parecerá extraño y estará preparado para cualquier tipo de conversación.

Acordar la metodología

Esta es una fase importante previa al proceso de interpretación. El intérprete profesional pregunta al contratante qué tipo de trabajo prefiere. Para videoconferencias, existe la interpretación simultánea y la consecutiva. Usted deberá seleccionar la más cómoda para todas las partes, según el caso.

Si la videoconferencia es entre usted y otro directivo, la opción más acertada es la consecutiva. Esto le permite expresar ideas complejas que posteriormente el intérprete emitirá en la otra lengua. Es decir, usted argumenta durante un tiempo sostenido, mientras el intérprete toma notas. Cuando usted finalice su intervención, él le informará a la otra parte lo que usted dijo, y viceversa.

Por otra parte, si es una reunión con más integrantes y cada uno interviene, es más práctico contar con un intérprete simultáneo. Su función es informar lo que está diciendo el orador mientras este habla. Es decir, no espera a que finalice su intervención, sino que traduce a alta velocidad durante su discurso.

De esta manera, usted podrá detallar los temas de discusión en tiempo real. Así, podrá intervenir cuando lo considere oportuno. Las reuniones de este tipo son más fluidas y toman menos tiempo, por lo que permiten que todos los presentes intervengan.

Habilidades de un Intérprete Virtual

Intérprete virtual sonriendo en una cabina de interpretación frente a sus colegas

A diferencia de lo que creen muchos, incluso algunos emprendedores, no cualquiera que hable dos idiomas puede ser intérprete. Transferir mensajes orales de un idioma a otro simultánea o consecutivamente requiere mucho trabajo. 

Dominio nativo de los idiomas

La principal habilidad que requiere un intérprete es el manejo de los idiomas al nivel de un nativo. Es decir, debe entender y expresar cualquier tipo de idea en ambos idiomas como si fuesen su lengua materna. No basta con entender lo que dice alguien y traducirlo literalmente.

Los que se dedican a la interpretación de idiomas conocen jergas populares, refranes, personajes históricos, hechos culturales y otras expresiones nativas. De esta manera, son capaces de crear equivalencias exactas en el mismo momento de la interpretación.

Capacidad de investigación

Para un intérprete, tener una gran base cultural no es suficiente. De hecho, gran parte de los conocimientos que adquiere es gracias a su investigación. Antes de cada evento de interpretación, el profesional investiga todos los aspectos relacionados. 

El intérprete busca información sobre quiénes van a hablar, quién es la audiencia y qué temas se van a tocar. Así, es capaz de entender a la perfección todo lo que digan, ya que hay cosas que para entenderlas hay que tener conocimientos sobre ciertos temas. De lo contrario, puede que un orador diga algo que para el intérprete no tenga sentido.

Procesamiento rápido de la información

Una característica muy marcada de los intérpretes es que procesan la información a una muy alta velocidad. Cuentan con una habilidad mental superlativa que los convierte prácticamente en máquinas.

Los intérpretes simultáneos son capaces de escuchar intervenciones, transferirlas en sus mentes y replicarlas en otro idioma casi al mismo tiempo. Son fluidos, no se traban y crean equivalencias para cosas que no tienen traducción con mucha precisión.

Por otra parte, los consecutivos desarrollan un sistema para tomar apuntes a una velocidad impresionante. En principio, es prácticamente imposible escuchar y retener discursos de largas horas. Por ello, toman apuntes basados en símbolos que ellos mismos crean y aprenden. Prácticamente diseñan un nuevo sistema de escritura, con el cual pueden asociar palabras que les permitan recordar lo que dijo el orador.

¿Cómo Contratar Intérpretes Virtuales?

Un intérprete virtual no es un trabajador fijo, a menos que usted interactúe todos los días con empresas extranjeras. De hecho, lo más común es contratar un servicio externo que provea empleados de este tipo. Así, usted evita pagos constantes de sueldos sumamente altos, con todo lo que ello conlleva. Evidentemente, un intérprete no cobra nada barato, mucho menos si es un empleado fijo.

Efiempresa cuenta con profesionales virtuales de calidad para desempeñar esta función y muchas más. Sin embargo, lo que caracteriza realmente este servicio es que es mucho menos costoso que las agencias de interpretación. Aun así, esto no afecta la calidad del empleado, ya que usted estará contando con los empleados virtuales más preparados de países con salarios más competitivos.