¿Qué es un Instituto Virtual y Cómo Crear Uno?

La educación a distancia es un nuevo esquema que ha impactado notablemente en el mundo. Este modelo ha incrementado el acceso de un gran número de personas a cursos, carreras y posgrados. Por ello, no es de extrañarse que el Instituto Virtual se haya convertido en una excelente oportunidad de negocios.

La enseñanza virtual es un proceso realmente sencillo. A través de una conexión a internet, estudiantes y profesor se reúnen y se desarrolla una clase. En virtud de ello, una persona puede adquirir conocimientos superiores desde cualquier parte del mundo. Así, ya no es necesario incurrir en gastos de viajes y hospedajes en el extranjero para estudiar.

Gracias a la educación a distancia, ahora el aprendizaje está al alcance de todos. Por esta razón, un instituto virtual representa una excelente inversión como modelo de negocio. Sin embargo, usted debe saber algunas cosas antes de sumergirse en esta aventura.

¿Qué es un Instituto Virtual?

Se trata de una variación del modelo de Empresa Virtual. Es una institución académica como cualquier otra, ya sea una escuela, un centro de cursos o incluso una universidad. Sin embargo, tiene la particularidad de que todas sus actividades son realizadas a distancia. Es decir, tanto los procesos administrativos como las clases en sí se desarrollan a través de internet.

¿Cómo Funciona la Educación a Distancia?

La enseñanza virtual requiere la implementación de un método de comunicación online muy efectivo. La única forma para hacer funcionar una institución académica por internet es que haya una fuerte conexión entre sus componentes.

Es decir, profesores, estudiantes, asesores y administrativos deben contar con un método común de comunicación. De lo contrario, toda la información se desvanecerá antes de llegar a destino. Para garantizar el correcto funcionamiento del sistema, el instituto necesitará contar con una plataforma propia. Elementalmente, todos deben poder interactuar entre sí a través de un aula virtual.

¿Qué es un Aula Virtual y Cómo Funciona?

El aula virtual es la principal herramienta de la educación a distancia. Se trata de un sistema digital mediante el cual estudiantes y profesores tienen acceso a una plataforma común de comunicación. Esta permite que interactuen entre sí para realizar las clases e intercambiar información. Para ello, posee varias funciones que pueden ser programadas por un Desarrollador Web.

Plataforma de videoconferencias

Generalmente, el aula virtual cuenta con una plataforma de videoconferencias, tal como Skype, Zoom y Hangouts. Gracias a esta función, el docente es capaz de conectarse en vivo con sus estudiantes para impartir la enseñanza virtual. Así, es factible una comunicación instantánea e interactiva entre los integrantes del aula. Esto mejora la experiencia del estudiante, ya que la clase es dinámica y el proceso de enseñanza virtual se torna entretenido.

Plataforma de alojamiento audiovisual

Sin embargo, esto varía de acuerdo a la modalidad del curso virtual, pues no todos ofrecen esta opción. De hecho, la mayoría basa sus sistemas educativos en videos prediseñados. El estudiante recibe una recopilación de videos realizados por un profesor anteriormente, en los que explica la lección.

Por supuesto, esto ahorra los costos de la contratación del personal. Tan solo necesitará contratar al profesor una vez para que realice los videos y usted los publicará. Sin embargo, también entorpece la experiencia del estudiante, ya que esta rutina puede tornarse aburrida. Este esquema es muy utilizado para alojar cursos virtuales. Principalmente, aquellos que ofrece el instituto como gratuitos para captar potenciales estudiantes.

Alojamiento e intercambio de documentos

Además, el aula virtual viene integrada con otras funciones para enviar y recibir actividades. Es decir, debe contar con un sistema para intercambiar archivos en diferentes formatos. Así, el profesor podrá asignar tareas que el estudiante elaborará y enviará a la plataforma.

Para que sea efectiva, el alojamiento debe aceptar los documentos en diferentes formatos. Así, el profesor podrá variar la metodología de las actividades. Imágenes, videos, presentaciones, documentos escritos, audios y tablas son indispensables. Sin embargo, no hay que descartar otros formatos para darle al profesor la posibilidad de innovar.

Sistema de evaluación

El método de enseñanza virtual requiere también una forma factible de evaluar los contenidos. Es decir, una función para elaborar y enviar pruebas. La inversión monetaria dependerá del nivel de seguridad que usted quiera establecer en su esquema de educación a distancia. Si quiere evitar a toda costa que los estudiantes no hagan trampa durante las pruebas, necesitará integrar varias funciones al sistema.

Por ejemplo, una función para que la evaluación tenga un lapso específico de duración total, o incluso por cada pregunta. Así, el estudiante no tendrá suficiente tiempo para investigar las preguntas que le presenta la prueba. Este aspecto garantiza que, para poder responder las preguntas, es necesario tener conocimientos previos sólidos para hacerlo casi inmediatamente.

Otra función bastante útil es cancelar la prueba si el estudiante abre otra pestaña o ventana en el ordenador. Es decir, si el estudiante intenta salir de la pestaña donde está la página con la prueba durante el examen, esta se cancela. Así, no podrá fijarse en otras pestañas donde esté la información desplegada. Esto, combinado con la función anterior, crean un sistema prácticamente infalible para evitar que exista riesgo de copiarse.

En el caso de los estudios más avanzados, como por ejemplo un posgrado a distancia, este esquema de evaluaciones puede ser un poco más diferentes. Si el profesor necesita confirmar la autoría de la prueba, puede valerse de las Herramientas para Supervisar Empleados Virtuales. A través de estos elementos, es capaz de observar en tiempo real o incluso después si el cursante es realmente el autor de un determinado proyecto.

Plataforma para publicar notas

Uno de los aspectos que aumentan la automatización es el método para publicar las notas por las evaluaciones. Un sistema en el que el profesor manualmente debe llevar el control de las notas es muy poco profesional. Además, se presta para malentendidos y puede generar muchos inconvenientes.

Por ello, es preferible poseer un sistema automático en el que el docente simplemente publica las notas por cada evaluación. Así, es la propia página la que arroja las notas definitivas al instante y determina si el estudiante cumplió con los méritos necesarios para aprobar el curso.

Plataforma de contacto con autoridades

Finalmente, es necesario que el aula virtual esté equipada con una vía apropiada para contactar a un asesor educativo en cualquier momento. Si se presenta un inconveniente, el estudiante debe poder recurrir a este profesional para aclarar la situacióon. 

Es preferible tener siempre a disposición una ventana de chat directo con el asesor virtual. De esta manera, la educación a distancia siempre está resguardada por un profesional que resuelve los problemas rápidamente. Algunos institutos virtuales optan por dejar todo en manos del correo electrónico. Sin embargo, este no es muy eficiente, ya que la comunicación se hace menos fluida que con los mensajes instantáneos.

¿Cómo Crear un Instituto Virtual?

Los pasos para crear un instituto online son similares a aquellos para Crear una Empresa Virtual. Sin embargo, se agrega que este tipo de negocios deben ser avalados por algún ente que regule la educación, como un ministerio. También sirve una organización con alta credibilidad, como puede ser una universidad o un organismo asociado al área del programa.

De lo contrario, los certificados, reconocimientos, diplomas o títulos que emitan no tendrán validez. Por supuesto, esta particularidad restará todo el atractivo al programa.

Otra cualidad del instituto virtual es que la estructura de su página web es mucho más avanzada que la de una empresa común. Para un instituto virtual, no basta con un sitio web bien diseñado y con páginas atractivas visualmente. De hecho, requiere mucho más de la ayuda de un programador web que un negocio promedio. La educación a distancia necesita un sistema con muchas cualidades avanzadas, como usted pudo leer anteriormente sobre el aula virtual.

Si usted desea crear un centro de enseñanza virtual, Efiempresa puede ayudarlo. Usted puede aquirir el mejor servicio para instalar todos los componentes de un instituto virtual por una inversión mucho menor. Tan solo programar y diseñar una web puede resultarle en más de mil dólares. En cambio, con un servicio de profesionales virtuales usted puede tener el sitio más óptimo por un tercio de eso.

Empleados de un Instituto Virtual

Un instituto virtual necesita la colaboración de varios profesionales relacionados a la educación a distancia. Así, son varios los teletrabajadores que gestionan el funcionamiento de la enseñanza virtual para la empresa.

Coordinador Académico Virtual

El Coordinador Académico Virtual es el líder de un programa específico o área del curso a distancia. Diseña todo el contenido a impartir utilizando sus conocimientos expertos en el campo laboral. Además, gestiona al personal docente que dicta los cursos bajo su responsabilidad. De esta manera, mantiene en orden el sistema de enseñanza virtual.

Asesor Educativo Virtual

El Asesor Educativo Virtual es un personaje de apoyo que está presente durante el proceso educativo. Su función es captar clientes para los programas y acompañarlos durante ellos. De esta manera, los estudiantes pueden acudir a él cuando tengan algún inconveniente.

Es una figura indispensable para alimentar el sistema de educación a distancia. Por ende, si usted está buscando crear un instituto virtual, no puede prescindir de un profesional como este.

Profesor Virtual

Sin duda alguna, el Profesor Virtual es el centro de atención en el aula virtual. Su trabajo es ejecutar la implementación del plan de estudios, facilitándole el conocimiento al estudiante. Debe hacer esto de la manera más entretenida posible para captar y mantener el enfoque de los alumnos en el programa. Así, el proceso de enseñanza virtual se hace más entretenido y el instituto virtual gana mucha más reputación.