Freelancer ¿Qué tan Bueno es Contratar a Uno?

Son muchas las empresas que contratan a un freelancer, o incuso a varios, para sus proyectos. Estos empleados reducen muchos costos y pueden ofrecer muy buenos resultados para los negocios. Sin embargo, esta práctica tan habitual puede perjudicar mucho a su empresa si no toma ciertas precauciones. Conozca todo lo que hay que tomar en cuenta antes de contratar a un empleado autónomo.

¿Qué es un Freelancer?

Es una persona que trabaja por cuenta propia, sin depender de una empresa o de un único jefe. El trabajo freelance se trata de prestar un servicio circunstancial para un proyecto determinado. Es decir, una vez finaliza la tarea asignada, el empleado deja de tener responsabilidad alguna con el proyecto.

Esta modalidad reduce los costos por sueldos, ya que se invierte por resultados concretos y no por un período fijo. Es decir, usted no debe pagarle al freelancer más que los honorarios acordados por sus servicios. Desaparecen bonos, prestaciones sociales, liquidaciones, seguros médicos, vacaciones y muchos otros gastos prescindibles. Este detalle es un gran alivio financiero para negocios en crecimiento. Permite tener empleados de calidad sin gastar de más.

Desventajas de Contratar a un Freelancer

A pesar de todo, los empleados autónomos también presentan una serie de riesgos. Usted debe saber cuáles son, y tomar ciertas precauciones para no perjudicar a su empresa.

Es difícil seleccionar al mejor candidato

Este es uno de los detalles más importantes a considerar al contratar a un freelancer. Un proceso de selección de un empleado de este tipo es sumamente complicado. En primer lugar, debe seguir todos los pasos de un proceso de selección regular: reclutamiento, entrevistas, contratación e inducción.

Asegúrese de entrevistar a todos los candidatos y evaluar bien sus habilidades. La calidad del trabajo de un freelancer es un factor indispensable para su empresa. Si el empleado no tiene la capacidad suficiente para las actividades, esto perjudicará la imagen de su empresa. Aun así, medir con exactitud las habilidades de cada candidato. Esto es más evidente cuando el proyecto requiere mucha experticia, como podría ser el desarrollo de un software.

Por esta razón, a veces es necesario contar con Especialistas de Selección de Personal. Una oficina de Recursos Humanos le garantiza la selección del candidato ideal para cada puesto. Sin embargo, también puede derivar en gastos adicionales. A raíz de ello, usted tiene a su disposición una Guia de Pasos para Contratar Personal por Internet.

Si el trabajo que usted requiere es para otro cliente, es necesario que el freelancer cumpla los plazos. Aun así, realmente este factor es uno de los más difíciles de medir. Lo único que vincula a su empresa con el empleado es un contrato digital. Por eso, asegúrese de que esta sea una persona responsable que pueda cumplir con los plazos de entrega.

El freelancer trabaja en varios proyectos a la vez

Este es un factor importante que también influye en el rendimiento del freelancer. Al ser un empleado autónomo, no tiene responsabilidad exclusiva con ninguna empresa. Por este motivo, aprovechan para trabajar en varios proyectos simultáneamente y aumentar así sus ingresos personales. Esto, por supuesto, reduce considerablemente su rendimiento por varias razones.

Su horario es muy ajustado

Un empleado por cuenta propia que forme parte de cuatro o cinco proyectos claramente tendrá un rendimiento bajo. Esto se debe a que su horario libre es mucho más reducido, por lo que descansa menos. Al no gozar de suficiente descanso, su velocidad de trabajo disminuye considerablemente. 

Por ejemplo, si es un Transcriptor, el cansancio provocará que su velocidad para transcribir palabras sea inferior a la acostumbrada. En el caso de un Redactor Publicitario SEO, escribirá menos artículos al día de lo que lo haría si pudiese descansar más tiempo.

Evidentemente, esto impacta mucho en su productividad y en los plazos de entrega. Una actividad que normalmente le tomaría tres días podría tardar hasta una semana en completarse. Este escenario puede crear una imagen negativa de la empresa desde la óptica del cliente.

Su mente está ocupada en otro proyecto

Puede que su freelancer administre a la perfección su tiempo para trabajar en varios proyectos a la vez y descansar. Sin embargo, incluso en ese caso, puede presentarse algún problema con los otros encargos que lo distraigan. Si algo marcha mal en algún otro proyecto, eso indiscutiblemente apartará su mente del trabajo para usted.

Esto es incluso más perjudicial para su empresa, ya que en este caso, el empleado puede cometer errores. Si durante un proyecto de traducción, el freelancer está pensando en qué artículos redactar para el sitio web de otra empresa, esto mermará la velocidad de su trabajo, lo agotará más rápido y provocará que cometa errores de tipeo o deje de trabajar. En casos extremos, puede que el autónomo incluso ocupe tiempo de su proyecto para trabajar en el de otra empresa.

Alternativa a los Freelancers

Trabajar con freelancers tiene enormes riesgos. De hecho, no es recomendable tomar esta opción si usted tiene un proyecto muy serio a largo plazo. El empleado autónomo es una buena elección cuando usted tiene un proyecto puntual y de bajo nivel de importancia. Si usted le otorga una responsabilidad muy alta a un trabajador de este tipo, las consecuencias pueden ser devastadoras para su compañía.

Por esa razón, lo más recomendable es asesorarse con un servicio profesional externo. Compañías como Efiempresa proveen personal virtual capacitado en todas las áreas. A diferencia de los freelancers, los empleados de un proveedor de servicios trabajan exclusivamente para uno a la vez, garantizando una mayor calidad en menor tiempo.

Y lo más importante, usted no tiene que invertir tiempo, dinero ni esfuerzo en el proceso de selección. Con simplemente detallar el perfil que necesita, el proveedor localiza al más indicado y lo pone en contacto con usted. A su vez, elimina por completo los mismos gastos que el freelancer, por lo que sin duda alguna es una opción más seria para un proyecto estable.